Alfombras de pasillo a medida: ¿Cómo se pueden hacer?

Los pasillos suelen ser espacios estrechos y con poca iluminación por lo que una decoración bien elegida puede ayudar a hacerlo parecer más amplio, más luminoso, más acogedor... Las paredes pueden ser vestidas con cuadros, vinilos, espejos y repisas, pero es de los suelos de los que nos interesa hablar aquí, y de cómo vestirlos con alfombras de pasillo del largo y ancho adecuados.

Las alfombras de pasillo cobran especial relevancia cuando el pasillo es largo y poco iluminado. Además de cumplir con su función decorativa y de protección del suelo, unas alfombras bien elegidas harán de este área de paso un lugar más confortable.

Si quiere ver todas las alfombras que tenemos disponibles para confeccionar en las medidas de pasillo, visite nuestra sección alfombras de pasillo. Ahora bien, usted puede encontrar la alfombra de la medida que anda buscando entre todas las medidas estandar que le ofrecemos o puede que necesite una alfombra de pasillo de medidas especiales. En ese caso, siga leyendo.

Si busca una alfombra de pasillo de medidas especiales o más largas de lo normal, lo más recomendado es decantarse por aquellas que se fabriquen en rollos. De esta manera podrá elegir la longitud que desee, a partir de un ancho estándar. Estos rollos suelen ser de unos 25-30 metros de largo y, según el modelo, se fabrican en anchos de 67,70,84,90,100,120 o 140 cm de ancho.

Si bien es cierto que para viviendas, las medidas más habituales son las de 67,70,84 y 90 cm de ancho. Los rollos de anchos más grandes suelen utilizarse para pasillos de iglesias, hoteles, casas rurales...

Una vez elegidas las medidas y el modelo, llega el momento de decidir el acabado que tendrá la alfombra. Si esta es de color liso, usted podrá elegir el acabado que quiera en las cabeceras, es decir, en los lados cortos de la alfombra de pasillo, o lo que es lo mismo, los lados que quedan sin rematar una vez estiramos el rollo de alfombra para cortarlo.

Los acabados con los que podemos rematar las cabeceras de una alfombra de pasillo son:

Festón o ribete 

Este tipo de acabado es el borde de hilo que más vemos en todas las alfombras. Este mismo borde que suele estar en los lados largos de la alfombra, se aplica también a las cabeceras de la alfombra. Suele confeccionarse del mismo color que el que ya tiene la alfombra en sus lados longitudinales.

Dobladillo

Este borde se aplica dejando 4 cms más por cada lado de la alfombra, y con un proceso semi manual en el que se corta el pelo, se dobla y se pega sobre la base. Es el acabado más habitual que encontrará en la mayoría de alfombras de medidas estandar.

Flecos

Si quiere darle un estilo más clásico a su alfombra, puede recurrir al acabado de flecos. Estos se pueden coser directamente sobre la cabecera de la alfombra. Suelen ser de algodón de color beig o natural.

Siguiendo con las alfombras de estilo clásico, si presta atención a la imagen anterior (la de la alfombra de flecos) podrá ver que el dibujo de la greca no aparece en el lado corto de la alfombra. Si quiere que su alfombra tenga la greca en todo su perímetro le ofrecemos dos opciones para confeccionar su alfombra de pasillo.

1.- Greca soldada

Para alfombras de pasillo muy largas, a partir de 5 o 6 m de largo, esta es la solución más típica. Cuando cortamos una alfombra clásica en rollo de pasillo, solo conservarán las grecas los lados más largos de la alfombra.

Para añadir la greca en el lado corto de la alfombra, se procederá de la siguiente manera: primero, cortaremos la alfombra de pasillo en la medida deseada, después utilizaremos un metro lineal más, cortaremos una greca adicional y realizaremos unos ingletes para hacerla coincidir con la greca de la alfombra cortada del rollo. En tercer lugar, uniremos esa greca adicional con un adhesivo por la base y conseguiremos una alfombra con greca en todo su perímetro.

En las alfombras en las que mejor funciona este acabado es en las de lana, ya que la densidad de su pelo hace que las uniones se aprecien mucho menos que en otro tipo de alfombras.

Es cierto que el dibujo de la greca no es continuo en las esquinas, pero normalmente este detalle pasa desapercibido.

2.- Confección de alfombras de pasillo a partir de una o varias alfombras estandar

Cuando la medida de pasillo no es muy larga esta opción también es muy recurrida. Se trata de a partir de alfombras de pasillo de tamaño estandar conseguir la alfombra de pasillo a medida.

Por ejemplo, si queremos una alfombra clásica de pasillo de 70x180 cm, podemos utilizar una alfombra de 70x200 cm y cortarle 20cm de su parte central, y con un adhesivo termosoldado por la base volver a unir las dos partes de la alfombra de pasillo estandar.

Por otro lado, si por ejemplo necesitamos una alfombra de 70x550 cm, podemos utilizar dos alfombras de 70x300 cm. El proceso sería cortar la greca de una cabecera de cada alfombra y después unirlas con adhesivo termosoldado por la base, como se puede comprobar en la imagen siguiente:  

Esta opción también es válida para confeccionar alfombras clásicas de tamaños mayores.

Con esta opción se consigue una alfombra totalmente simétrica y con el dibujo de su greca continuo por todo el perímetro. Se puede perder algo de dibujo en su parte central pero al ser totalmente simétrica apenas se aprecia visualmente la diferencia. 

Confección de una alfombra de pasillo totalmente personalizada

En el caso de que necesitara una alfombra de pasillo de unas medidas especiales y que no estuviera en rollos ni en tamaños estandar, por ejemplo, una alfombra de 107x830 cm, también le damos la opción de tejer una alfombra desde 0, con diseño y medidas totalmente personalizadas.

Normalmente este tipo de alfombras se tejen con lana 100% o con fibra de tencel (seda vegetal).

Con este tipo de alfombra podemos tejer dibujos o diseños totalmente personalizados.

Esperamos haberle ayudado. De todos modos, para cualquier duda o consulta, estaremos en At. al cliente para ayudarle. ¡Gracias!


Comparar 0

No products

To be determined Shipping
0,00 € Total

Check out