Alfombras de Rayas y Colores

Los primeros días con tu alfombra: guía de actuación.

¡La alfombra de tus sueños finalmente ha aparecido en tu puerta! Es normal que, una vez que hayas recibido tu pedido, abrir con alegría el paquete y colocar la alfombra de inmediato en su lugar para ver el resultado. Sin embargo, antes de sumergirse en el entusiasmo del unboxing, ¡tómate un momento y sigue leyendo!

En esta breve guía de alfombras, aprenderás algunos consejos para asegurarte de que esos primeros días con tu alfombra transcurran de la manera más fluida y placentera posible. A continuación te contamos el secreto de desenrollar la alfombra, eliminar posibles vicios, emprender ese viaje inaugural con la aspiradora, ¡y mucho más!

Paso 1. El desembalaje.

Colocar la alfombra no requiere grandes complicaciones, pero sí debemos seguir una serie de pasos para eliminar rizos y arrugas y ayudar a que las fibras cobren vida:

Saca la alfombra de su embalaje lo antes posible. Si hay rizos o arrugas, elimínalos doblándolos suavemente en la dirección opuesta. Coloca una pila de libros encima de las áreas que requieran aplanar y déjalas reposar durante 24 horas.

Es posible que debido al vicio adquirido por estar almacenada en rollo, también tengas que doblar la alfombra con la superficie hacia afuera, así, quedaría enrollada al revés y eliminaría más tensión.

Normalmente, la alfombra puede tardar en eliminar la tensión o el vicio hasta una semana. Depende de la composición y tipo de fibra, debe incluso aclimatarse a la humedad del ambiente. Por lo que puede incluso ceder o dilatar algún centímetro.

Coloca tu alfombra en el lugar deseado. Recomendamos la colocación de una red antideslizante o una superficie de fieltro bajo tu alfombra, para proteger el suelo (sobre todo si el suelo es de madera natural), conseguir una pisada un poco más mullida y ayudar a prevenir resbalones y caídas.

Paso 2: Aspirado.

Es normal que los primeros días, las alfombras de pelo corto o largo, de lana o fibras sintéticas, suelten algo de fibras. Este fenómeno se conoce como desprendimiento y disminuye con el tiempo.

En las alfombras de fibras de lana, este es un proceso normal debido a las características de su propio hilo. El hilo, al estar formado por hebras de lana de una longitud limitada, algunas de ellas no se anudan completamente a la base de la alfombra, y por eso ceden y se caen o forman esas pelusitas. Este proceso es normal durante las primeras semanas o, incluso algún mes, desde que se comienza a utilizar la alfombra. Pero no se preocupe, con el paso del tiempo y el uso, dejará de soltar pelusa, y la alfombra seguirá como nueva.

En las alfombras de fibras sintéticas, este fenómeno no suele pasar, ya que las hebras de los hilos son más largos, y prácticamente todos quedan anudados a la base de la alfombra.

Para ayudar a controlar la limpieza de las pelusas y preservar la belleza de tu alfombra:

Aspire con cuidado. Asegúrate de usar un aspirador que permita levantar el cepillo para no crear demasiada fricción con la superficie de pelo: puede dañar las fibras o arrancarlas de la base de la alfombra.

Recorta, no tires del hilo. Si las fibras sueltas sobresalen de la superficie de la alfombra, que puede suceder. No tires de estas fibras, ya que puede que ese hilo afloje algún nudo, remate, etc. En su lugar, con unas tijeras afiladas, recorta las fibras sueltas hasta la superficie de la alfombra. Pasa la mano sobre la superficie de la alfombra para atrapar suavemente otras fibras sueltas si las hubiera y así volver a cortarlas.

Colorida alfombra 100% lana modelo ILLUSION CANDY.

Paso 3: Ventilación.

Las alfombras podrían desprender algo de olor cuando se abren por primera vez. En ambientes muy húmedos es donde más se puede percibir ese posible olor.

Este es un proceso normal debido a su proceso de fabricación o confección y el olor debería disiparse en unos días aproximadamente. Si es necesario, ventila tu alfombra al aire libre o en una habitación bien ventilada. Una vez se ventile, el olor no aparecerá de nuevo nunca más.

Esperamos que te guste tu nueva alfombra tanto como a nosotros nos encantó enviártela. ¡Que la disfrutes mucho! Si necesitas saber más sobre alfombras y su limpieza, también puedes leer nuestra estupenda guía aquí.