Alfombras de bambú, tu opción más sostenible


Lo primero que te habrá venido a la cabeza cuando hablamos de bambú, es un oso panda. Puede que también hayas pensado en esos inmensos bosques de bambú que crecen en China. No lo dudamos. Nosotros también lo haríamos si no fuera porque este material tiene muchísimos usos (más de los que piensas) que nada tienen que ver con la alimentación o paisajes de cuento.

Alfombra de Bambú a medida

Aunque lo más común sea asociarlo al país asiático, lo cierto es que el bambú podría crecer en prácticamente cualquier parte del mundo y si se corta, vuelve a crecer muy rápido. Esa es una de las muchas ventajas que tiene esta hierba que se utiliza mucho como material de construcción y, por supuesto, en la industria textil.

Además como vegetal que es, el bambú no solo no emite CO2, sino que lo absorbe sin tener que envidiar nada a la absorción que podría hacer cualquier árbol si no mas bien todo lo contrario, ya que, debido a su rápido crecimiento, determina cuánto CO2  podrá absorberse en un periodo de tiempo determinado.

Y por si no te quedaba claro, te lo confirmamos: el bambú es cien por cien reciclable. Así que tener la posibilidad de poder utilizarlo sería una gran idea. Todos son ventajas, lo mires por donde lo mires. Lástima que los países desconozcan todo su potencial y lo hayan renegado a un injusto calificativo como «la madera de los pobres».

Si buscas una alfombra de bambú a medida para tu casa u oficina o donde quieras, contacta con nosotros y te informamos sin compromiso.